IDEA DE NEGOCIO

Tener la sensación de que una buena idea es suficiente para que alguien te compre es el error más común entre los emprendedores que inician un negocio. Tu posible cliente no te comprará sólo porque tengas una idea muy buena.

Muchos emprendedores enamorados de su idea tienen ese perfil: han descubierto algo que para ellos es fabuloso, pero no se han parado a pensar en que en el mercado puede haber productos o servicios sustitutivos que lo pueden suplir o complementar.

En función de tu idea de negocio, te deberás mover en los mercados en los que tu cliente ya está comprando: si eres tecnológico, a lo mejor tienes que ir a ferias; si es algo más tradicional, tendrás que plantearte un negocio de proximidad, centralidad…

Acercarte y conocer a a tu posible cliente te dará una mejor perspectiva de que tan viable y factible es tu idea, más allá de lo maravillosa que te pueda parecer en lo personal, recuerda que el objetivo es que sea del gusto de quien pretendes te la compre.

¿Realmente tienes una idea o un modelo de negocio?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.